0

Como Puedes Ahorrar Gas Propano en tu Cocina Para Gastar Menos Dinero

Las cocinas a gas hacen que la cocción sea fácil y rápida, pero quemar demasiado gas puede volverse una molestia cuando llega el momento de pagar la factura de los servicios públicos. Afortunadamente, hay algunas medidas simples que puedes tomar para mantener los gastos del hogar al mínimo.

Cuando desperdicias GLP, también terminas desperdiciando dinero. La solución segura para prevenir esto es aprender algunos consejos sobre cómo ahorrar gas de cocina en su cocina y obtener cada explosión por su dinero.

Por esto mismo configuramos un artículo en el cual te proponemos algunos tips sobre qué elementos conviene usar, a qué temperatura cocinar, entre otras cosas para ahorrar gas a la hora de prender las hornallas y cocinar, y de esta forma gastar menos dinero.

1- Limpiar los quemadores u hornallas

Lo primero que puedes hacer que es muy sencillo y podrá cambiarte a lo grande el consumo de gas que tienes es limpiar los quemadores o también conocidos como hornallas de tu horno. Pues a menudo estos se tapan e imposibilitan que salga la cantidad de gas que necesitas.

Si mantienes la limpieza de tus quemadores y los dejas libres de grasa, aceites o restos de comida podrás entonces optimizar el calor que estos emanan y aprovechar mucho más su flujo y temperatura.

2- Utilizar elementos de aluminio

En el mercado existe gran cantidad de variedad en cuestiones de materiales para los utensilios de cocina tanto ollas como sartenes, planchas, cacerolas y cazuelas. Pero el material más recomendable para utilizar en la cocina y ahorrar gas es el aluminio.

El aluminio es un gran conductor del calor por lo cual te ayudará a que las cosas se hagan rápido y de manera estable. Además cuenta con la característica especial de ser super liviano y cómodo para utilizar. También es sencillo de lavar y de transportar.

3- Escoger los tamaños de utensilios adecuados

Si bien la materialidad de los elementos con los cuales cocinamos son de gran importancia, también nos encontramos con el tema del tamaño que no es menor. Es importante analizar antes de ponernos a cocinar qué y cuánta cantidad cocinaremos para elegir correctamente.

Si sabes que cocinarás algo pequeño es muy útil que cocines en una cacerola o sartén pequeña para que se caliente lo justo y necesario. De lo contrario, si utilizas una olla muy grande para algo pequeño tardará mucho más en cocinarse y por ende gastará mucho más gas para que esto suceda.

4- Tapar la olla o sartén

Este otro punto es muy productivo si quieres ahorrar gas y se trata tan solo de tapar la olla o la sartén que uses para que el calor se mantenga y se cocine más rápido. De esta manera optimizarás la producción de gas al máximo.

Además con este tip podrás beneficiar los alimentos que cocinas al tapar la olla y permitir que se cocinen con su aroma y sabor intensificando ambas cualidades y dándole un mayor provecho a tu comida.

oliver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *